<

NARRATIVIDAD E IDENTIDAD RACIAL EN “YELIDÁ” DE TOMÁS HERNÁNDEZ FRANCO

El mulato del Caribe, tanto el dominicano como el haitiano, fue despreciado por los blancos. Así lo consignan las crónicas francesas de la época. En el caso de Haití estos no fueron aceptados para la constitución de la Asamblea Nacional en Francia y los prejuicios de los blancos y la lucha de clase de los negros llevaron a la guerra dentro de la colonia y fueron puntales para el inicio de la guerra de independencia.

La cultura cimarrona, el maniel de la frontera

Los acontecimientos iniciales de la Revolución francesa y su proyección en el Caribe son simbolizados en la obra El siglo de las luces de Alejo Carpentier (1962) y los que corresponden a la Revolución haitiana aparecen en la novela El reino de este mundo (1949) en la que Carpentier inaugura la teoría de lo Real-maravilloso.

La cultura cimarrona en el Caribe

Colón da cuenta en su Diario de la resistencia que le hicieron los indios caribes en el Golfo de la flecha (cerca de la bahía de Samaná, en La Española), durante las exploraciones que hizo de la costa norte en su primer viaje. El doctor Diego Álvarez Chanca, por su parte, habla de los encuentros bélicos que se dieron en el segundo viaje. Y al llegar a Quisqueya en 1493, luego de descubrir el Caribe oriental, Colón encontró que los indioshabían matado a la guarnición que dejaron allí y destruido la fortaleza construidacon los restos de la carabela capitana Santa María.