<

Palimpsesto, de Marcio Veloz Maggiolo, la flor que no puede olvidar su olor

En “Palimpsesto”, Marcio Veloz Maggiolo redondea toda su creación literaria. Vuelve al origen de su carrera novelística y re-configura su mundo con una teoría sobre la vida y la muerte que no se encuentra alejada de su práctica de antropólogo y novelista. Mantiene sus obsesiones sobre los temas científicos, los arcanos, los mitos y la religiosidad.

De la prefiguración de la novela al mundo fabulado

En la preconfiguración de la novela es importante que el novelista tenga una preocupación por mostrar un mundo. Que tenga la intención creativa de producir un texto dentro de las ideas noéticas (Husserl, Ideas I, 2013), en la que el pensamiento configura las acciones humanas como si estas fueran o semejan el mundo de la vida; o, por el contrario, presente relatos en que las reglas que gobiernan el mundo de la vida se desbordan hacia una mimesis distinta que configuran el tercer tipo de mundo de Albadalejo.