<

De la prefiguración de la novela al mundo fabulado

En la preconfiguración de la novela es importante que el novelista tenga una preocupación por mostrar un mundo. Que tenga la intención creativa de producir un texto dentro de las ideas noéticas (Husserl, Ideas I, 2013), en la que el pensamiento configura las acciones humanas como si estas fueran o semejan el mundo de la vida; o, por el contrario, presente relatos en que las reglas que gobiernan el mundo de la vida se desbordan hacia una mimesis distinta que configuran el tercer tipo de mundo de Albadalejo.