Carlos Esteban Deive, el negro en la cultura dominicana

Más allá, todas las prácticas culturales se pusieron en acción perfilando una cultura híbrida. Más adelante, con la crisis del azúcar y el abandono de la Isla por España, se desarrolló la cultura de la que nos habla Andrés Pérez Cabral en La sociedad mulata. MIGUEL ÁNGEL FORNERÍN Carlos Esteban Deive fue, no sólo un novelista Leer másCarlos Esteban Deive, el negro en la cultura dominicana[…]

Construcción del héroe y estética modernista en La sangre de Tulio M. Cestero

MIGUEL ÁNGEL FORNERÍN La obra de Cestero es una continuación del ciclo de novelas de las revoluciones que tiene su inicio en Baní o Engracia y Antoñita de Francisco Gregorio Billini. El tema se asemeja allí y también es central el problema de los liberales frente al autoritarismo. Esta obra de Cestero ha sido puesta en el canon literario Leer másConstrucción del héroe y estética modernista en La sangre de Tulio M. Cestero[…]

La representación del negro en La sangre de Cestero

En síntesis, el negro es el peligro, es el ladrón, el sirviente y el hispanófilo. Cestero encuentra muchos rasgos a la vez en una clase subalterna. MIGUEL ÁNGEL FORNERÍN En el discurso narrativo de Cestero se ponen en juego todas las contradicciones políticas, clasistas y raciales. Los negros son representados como integrantes del hibridismo de la Leer másLa representación del negro en La sangre de Cestero[…]

La transformación intertextual en No les guardo rencor, papá de René Rodríguez Soriano 

En No les guardo rencor, papá (Madrid, Legados, 2019), la presencia de un expediente judicial propone una nueva lectura, porque hay una escritura que cambia lo habitual. ¿Es el informe un hipotexto (Genette) que transformado parece completar el sentido de la obra? De ser así la novela de Rodríguez Soriano es un hipertexto que transforma Leer másLa transformación intertextual en No les guardo rencor, papá de René Rodríguez Soriano […]

Los intelectuales y la escritura ancilar, Balaguer y Bazil en la Era de Trujillo

El autor del prólogo del libro, Osvaldo Bazil, embajador en París, escribió un infame telegrama a sus jefes en Santo Domingo que informaba: “Escribí prólogo mas no leí libro”. Publicado el: 24 agosto, 2019 Por: Miguel Ángel Fornerín Joaquín Balaguer hijo, como firmaba en sus primeros escritos, no sólo es un modelo de gobernante que une las Leer másLos intelectuales y la escritura ancilar, Balaguer y Bazil en la Era de Trujillo[…]

Joaquín Balaguer, Trujillo y la literatura ancilar

Para Balaguer, Trujillo fue esa fuerza inevitable. Como muchos de su generación, creyó que era el hombre necesario para sacar al país de las disputas políticas y enrumbarlo por nuevos senderos. Al proyecto trujillista se adhirieron muchas plumas. Siempre con el pretexto de servir al país, a la nación, a la modernidad y a la democracia.